1581
12 Ene / 2016

1581

Compartir Facebook Twitter

Una comisión oficial sobre la que poco o nada se sabe, y el velo misterioso de esta plaza española en el Norte de África, hacen del viaje a Orán –mayo y junio de 1581– un nuevo enigma en la vida de Cervantes. Entre la diplomacia, el espionaje o el encargo administrativo, sólo queda constancia de que, a la vuelta, se le pagaron cincuenta ducados.