1575
21 Dic / 2015

1575

Compartir Facebook Twitter

El Mediterráneo es un mar en guerra, infestado de corsarios. Cervantes se embarca en Nápoles rumbo a España y, en las aguas del golfo de Rosas, su goleta será abordada por los hombres del corsario Arnaute Mamí. Cervantes acaba en Argel, bulliciosa base de la piratería berberisca y gran mercado de esclavos. Mediarán cinco años, y cuatro fugas fallidas, hasta que recupere la libertad.